La importancia del manejo del sueño para los profesionales que trabajan

El sueño adecuado es una necesidad fisiológica y biológica esencial, al igual que los alimentos nutritivos y saludables. Sin embargo, la mayoría de las veces, nos negamos a nosotros mismos la cantidad de sueño que necesitamos y sufrimos la privación del sueño como un marcador de vidas productivas y exitosas. Incluso como adultos, fallamos en el manejo del sueño, gracias a nuestras vidas ocupadas y prioridades fuera de lugar.

Los problemas del sueño son ahora una epidemia mundial que afecta la calidad de vida del 45% de la población mundial. Existe una amplia investigación que muestra que la falta de sueño afecta nuestra salud, debilita la inmunidad, conduce a la obesidad y afecta nuestras habilidades cognitivas como la memoria, el juicio y la creatividad.

En los profesionales que trabajan, la incapacidad de separarse de su trabajo les hace comprometer su sueño. En un estudio realizado en 2017 por el Center for Creative Leadership, se encontró que el 42% de los líderes dormían solo seis horas o menos por la noche.

Por lo tanto, cuando se enfoca en los objetivos de salud, los líderes, gerentes y empleados deben enfocarse en administrar y mejorar sus hábitos de sueño.

Cómo la privación del sueño afecta a los profesionales

Según un hallazgo de la Sociedad del Día Mundial del Sueño, el 46% de las personas privadas de sueño en el mundo se ausentan con frecuencia del trabajo o cometen más errores en su trabajo que las personas que duermen lo suficiente y adecuadamente. Un horario de sueño inadecuado y la falta de sueño pueden afectar el desempeño laboral. Aquí es cómo:

  1. Mayores riesgos para la salud:

El sueño contribuye tanto a la buena salud como un alimento nutritivo. Una buena dieta y una buena rutina de ejercicios deben complementarse con un horario de sueño adecuado. Se sabe que la falta de sueño provoca varias dolencias en las personas. Si los profesionales que trabajan se despiertan cansados ​​y sin descanso, pueden sufrir fiebre, aumento de peso, estrés, etc.

  1. Disminución de la productividad:

Una mente y un cuerpo cansados ​​afectan la productividad. La disminución de la productividad afecta la cantidad y calidad del trabajo realizado en horario de oficina. Como resultado, los profesionales que trabajan tienen que lidiar con el estrés del trabajo pendiente y cumplir los plazos a tiempo. Aparte de eso, también necesitan trabajar más allá de sus horas de trabajo, lo que conduce a una mayor privación del sueño, creando así un ciclo peligroso de un estilo de vida caótico y poco saludable.

  1. Bajo enfoque y concentración:

La falta de sueño también reduce el enfoque y el nivel de concentración. Cuando sus mentes y cuerpos no están bien descansados, las personas no pueden trabajar a su máxima capacidad y potencial. Los niveles bajos de concentración significarán que incluso las tareas simples llevarán mucho más tiempo de lo esperado. Además, existen mayores posibilidades de errores y pifias, lo que conduce a una baja calidad del trabajo.

  1. Cambios de humor frecuentes:

Una mente cansada es una mente fácilmente irritable. Sin embargo, cuando usted es un profesional en activo que necesita presentarse en su trabajo, alcanzar las metas organizacionales, comunicarse con sus colegas y trabajar en equipo, la irritabilidad no ayuda. Un horario de sueño inadecuado puede hacerle sufrir frecuentes cambios de humor, dejándolo emocionalmente nervioso e inestable. Puede resultarle difícil mantener una relación cordial con sus compañeros en el trabajo, lo que obstaculiza el entorno laboral que lo rodea.

Consejos para el manejo del sueño para profesionales que trabajan

Como ya hemos visto, un horario y unos hábitos de sueño deficientes pueden ser extremadamente perjudiciales para el desempeño laboral de los empleados. Aparte de eso, también tiene un impacto negativo directo en la salud de los empleados.

Por lo tanto, aquí hay algunos consejos que pueden ayudar a los profesionales ocupados a manejar y mejorar sus hábitos de sueño.

  1. Presta atención a tu área para dormir

El lugar donde duermes afecta mucho la calidad de tu sueño. Asegúrese de tener un área designada para dormir que esté limpia y tranquila. Invierta en un juego de colchón y almohada cómodos para que su cuerpo reciba el apoyo que necesita.

  1. Power Naps para la victoria

Aunque lo ideal es que los adultos tengan como objetivo siete horas de sueño ininterrumpido, no siempre es posible lograr este objetivo. En tal escenario, las siestas energéticas pueden venir al rescate. Los empleados pueden tener una siesta de energía de 15 a 20 minutos cuando están atrapados en un horario apretado y horas de trabajo agitadas. Las siestas energéticas refrescan sus mentes exhaustas y lo dejan con la energía que tanto necesita para continuar con el resto del día.

  1. Siga una rutina nocturna

Tener cierto sentido de estructura y rutina en un estilo de vida que de otro modo sería agitado puede ser extremadamente fructífero. Para administrar y mantener su higiene del sueño, puede crear una rutina nocturna que funcione para usted. Para empezar, intente terminar su trabajo al menos una hora antes de acostarse. Detén el tiempo que pasas frente a las pantallas y, en cambio, haz algo relajante como leer un libro o escuchar música relajante o, tal vez, simplemente darte un baño caliente. ¡Crea una rutina y asegúrate de seguirla!

  1. Preocúpate menos, haz más

Como empleados, empresarios y líderes en puestos de responsabilidad, tendemos a hundirnos profundamente en las preocupaciones. Sin embargo, la historia es testigo del hecho de que nunca ha resultado bueno preocuparse. Preocuparse no resuelve problemas, sino que crea otros nuevos. Entonces, en lugar de permanecer despierto durante horas con cientos de preocupaciones, concéntrese en dormir un poco y prepare un plan de acción para el día siguiente.

  1. Calcula tus ciclos de sueño

Despertarse al final de un ciclo de sueño es lo mejor para su mente y cuerpo. Un ciclo de sueño dura 90 minutos. Por lo tanto, configure sus alarmas de manera que no se despierte antes del final de un ciclo de sueño. Por ejemplo, si necesita despertarse a las 7, sus ciclos de sueño deben comenzar a las 5:30, 4:00, 2:30, 1:00, 11:30 y, en última instancia, a las 10:00. En lugar de configurar sus alarmas 60 o 120 minutos después de dormir, esto es cuando está en REM profundo, debe intentar despertarse después de completar un ciclo de sueño.

  1. Tenga un ‘tiempo para pensar’ designado en su día

La mayoría de las veces, son sus pensamientos los que lo mantienen despierto por la noche. ¿Cuál es la mejor manera de lidiar con esto? Tenga un “tiempo para pensar” designado durante el día. De esta manera, sus pensamientos no invadirán su precioso sueño a las 2 de la noche.

  1. Sea consciente de lo que come

Los alimentos y bebidas que tomas durante el día, y especialmente antes de acostarte, tienen un impacto en la calidad de tu sueño. Trate de limitar su consumo de cafeína y nicotina, ya que se sabe que interrumpen los ciclos del sueño. La cafeína puede afectar su sueño incluso después de 12 horas de tomarla. El alcohol también puede interrumpir su ciclo de sueño. Evite las comidas pesadas antes de acostarse y trate de reducir los alimentos con carbohidratos refinados y azúcar.

En conclusión

Como ya comentamos anteriormente, la falta de sueño afecta a los profesionales, gerentes y líderes de muchas maneras. Es importante señalar que la privación del sueño en los profesionales que trabajan perjudica el desempeño individual y afecta la producción colectiva de un equipo o una empresa.

Entonces, además de enfocarse en el ajetreo para lograr los objetivos profesionales, es igualmente importante que los líderes, ejecutivos, gerentes y profesionales administren sus ciclos de sueño y mantengan la higiene del sueño.

Recuerde hacer de la salud una prioridad para que le resulte más fácil sobresalir en todas las demás áreas de la vida personal y profesional.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *